Sociedad Chilena de Mastología


ARTICULO DEL MES

Overall Survival with Fulvestrant plus Anastrozole in Metastatic Breast Cancer

Rita S. Mehta, M.D., William E. Barlow, Ph.D., Kathy S. Albain, M.D., Ted A. Vandenberg, M.D.

Saber más

DIRECTORIO 2018 - 2019

PLAN NACIONAL DEL CÁNCER

INDICE DE ARTÍCULOS

ENLACES DE INTERÉS

afiche-mastologia-150319
Diplomado
afiche_oncologia_2019_8_pre_Congreso

Detección precoz del cáncer de mama


¿Qué es la mastología?

Es una especialidad médica que se dedica al estudio de las glándulas mamarias. El mastólogo es el especialista que previene, diagnostica y trata las dolencias de las mamas.

En el área de la mastología intervienen múltiples especialidades, tales como cirugía, radioterapia, radiología, oncología, anatomía patológica y cirugía plástica reconstructiva.

¿Qué es el cáncer de mama?

Ocurre cuando las células del tejido mamario comienzan a crecer fuera de control. Estas células generalmente forman un tumor, que puede ser palpable o detectable en mamografía. Hay tumores benignos o malignos (cáncer), y los tumores malignos son los que crecen hacia los tejidos vecinos e invadirlos. Los tumores malignos también pueden extenderse a otras áreas del cuerpo, lo que se conoce como metástasis.

La mayoría de los cánceres de mama suceden en mujeres, pero, aunque es muy poco frecuente, también pueden ocurrir en hombres.

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si tengo riesgos de padecer un cáncer de mama?

Todavía no conocemos por completo lo que causa el cáncer de mama, siendo difícil poder precisar por qué a una mujer le da cáncer y a otra no.

Se conocen varios factores de riesgo para el cáncer de mama, algunos de los cuales pueden ser modificables y con ellos disminuir tu riesgo

.

Algunos de los factores de riesgo son:

• Edad: el riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad, siendo el cáncer más común en mujeres mayores de 50 años que ya pasaron por la menopausia.

• Historia Familiar: La mayoría de los cánceres de mamas no son hereditarios, pero si tienes familiares cercanos que hayan tenido cáncer de mama o de ovarios, sobre todo si es más de un familiar, puedes tener mayor riesgo de presentar un cáncer de mama.

• Haber tenido un cáncer de mama: Si tuviste un cáncer de mama o una lesión pre maligna, tienes más riesgo de presentar un segundo cáncer, ya sea en la mama tratada como en la contraria.

• Mamas densas: (ver pregunta “Tengo mamas densas ¿qué significa eso?”)

• Hormonas (exposición a estrógeno): Los estrógenos (hormonas femeninas) pueden estimular las células del cáncer de mama y hacerlas crecer. El aumento a la exposición a estrógeno durante la vida, ya sea por situaciones vitales o por usar medicamentos con esta hormona, se asocian a un discreto mayor riesgo de cáncer de mama.

• Sobrepeso/Obesidad: Las mujeres que ya pasaron por la menopausia y tienen sobrepeso u obesidad están expuesta a un mayor riesgo de cáncer, probablemente porque el sobrepeso ayuda a que el cuerpo produzca más estrógenos.

• Consumo de alcohol: Las mujeres que consumen alcohol con frecuencia, están expuestas a un mayor riesgo de cáncer de mama que aquellas mujeres que no beben alcohol.

• Dosis altas de radiación: Cuándo las mamas reciben dosis altas de radiación, como por ejemplo luego de haber recibido sesiones de radioterapia en el tórax, puede aumentar el riesgo de cáncer de mama.

¿Cómo puedo prevenir el cáncer de mama?

Dado que los mecanismos por los cuales se produce el cáncer de mama no son completamente conocidos, se desconoce si existe un método que pueda prevenir por completo la aparición de un cáncer.

A todas las mujeres se les recomienda efectuar ejercicio de forma regular y una dieta saludable y balanceada, ya que así se pueden prevenir muchas enfermedades, incluidas las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y muchos otros cánceres.

El mayor beneficio en la prevención del cáncer de mama es para aquellas mujeres que mantienen un peso saludable, hacen ejercicio regularmente, tienen un bajo consumo de grasas saturadas y no beben alcohol ni fuman.

También el hecho de dar lactancia materna es un factor protector, aunque de menor importancia, para la aparición del cáncer.

Si ya estás siguiendo nuestras recomendaciones también debes preocuparte de realizarte de forma periódica tu mamografía para la detección precoz del cáncer.

¿Qué es el screening?

Cuando hablamos de screening nos referimos a programas de detección precoz de cáncer. Para el cáncer de mama, la única modalidad de imágenes que ha demostrado disminuir la mortalidad por cáncer de mama es la mamografía. El colegio americano de radiología recomienda como screening para cáncer de mama, realizarse una mamografía al año desde los 40 hasta los 80 años.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres chilenas. Cuando el cáncer se detecta temprano, el tratamiento es más exitoso y hay más probabilidades de recuperarse por completo.

¿Qué es la mamografía?

La mamografía es una radiografía de tus mamas. Ella puede mostrar signos precoces de cáncer de mama, incluso antes que sea palpable y es en esta etapa cuando es más eficaz el tratamiento.

Consiste en la toma de 2 imágenes en cada mama, de frente y perfil. Siendo la mama un órgano móvil, es imprescindible comprimirlas para evitar el movimiento durante la fotografía. Esto puede generar un grado variable de malestar, tolerable en la mayoría de las mujeres. Es de pocos segundos de duración y es lo que permite a su vez usar menor dosis de radiación.

Es posible que el radiólogo que controle tu examen solicite en ese momento o te recete para después, alguna imagen adicional. Eso no significa que tu examen muestre necesariamente algo malo o sospechoso, sino se trata de obtener mayor información para completar el estudio.

Las alteraciones visibles en la mamografía generalmente corresponden calcificaciones, masas o distorsiones de la arquitectura.

¿Cuándo debo hacerme la mamografía?

Las mujeres que no tienen antecedentes familiares de cáncer de mama deben hacerse una mamografía al año desde los 40 años y hasta los 80 años, según la recomendación del colegio americano de radiología.

Las pacientes que tienen un mayor riesgo para cáncer de mama deben comenzar su screening de forma más precoz e incluso considerar incluir otras modalidades de imágenes como tomosíntesis, ecografía mamaria o resonancia magnética de mamas en el screening. Estas recomendaciones son caso a caso y deben ser realizadas por un equipo médico compuesto por al menos un genetista, un radiólogo y un mastólogo.

¿Es segura la mamografía?

La mamografía expone a la mama a una dosis pequeña de radiación. Pero el beneficio de la mamografía supera con creces cualquier daño que pudiera causar la exposición a radiación. Con las máquinas modernas (digitales) se usan dosis aún más bajas de radiación para obtener excelentes imágenes.

Una mamografía promedio da una dosis aproximada de 0,4 mSv (miliSievert, una medida de radiación). Los chilenos del valle central y costa están expuestos a una dosis anual de 3 mSv, sólo haciendo nuestras actividades de vida diaria. Esta dosis es aún mayor en los que viven o trabajan en las alturas. Entonces la dosis de una mamografía bilateral equivale a la radiación que obtendría esa mujer por vivir 7 semanas en su ciudad.

Para tu tranquilidad, el nivel de radiación de una mamografía al año por cuarenta años, no aumenta el riesgo de cáncer de mama ni tampoco el de cáncer de tiroides.

Si estás embarazada o crees estarlo debes avisar al tecnólogo antes del examen. Si bien el riesgo por radiación al feto es extremadamente bajo, las mamografías de screening no se suelen realizar en mujeres embarazadas.

¿Cómo me preparo para mi mamografía?

El día de tu examen no debes echarte talco, cremas o desodorante en el área de las mamas y axilas. Esto es porque estas sustancias, al ser visibles en las imágenes, pueden hacer necesario repetir el examen. Además, debes acordarte de llevar tus exámenes anteriores para que el radiólogo pueda compararlos.

A veces, el tecnólogo, que es quien toma la mamografía, puede necesitar repetir algunas imágenes para lograr una adecuada técnica de examen. No te preocupes, esto es sólo para cumplir estándares de calidad en las imágenes.

Ya me tomé la mamografía, ¿qué hago ahora?

Las imágenes de mamografía son analizadas por médicos radiólogos, ellos emiten un informe basado en las imágenes y en tus exámenes anteriores. Si queda alguna duda con tu mamografía o hay algo anormal en ella, el radiólogo sugerirá en su informe realizar otros exámenes. Es por esto que todo informe de mamografía debe ser revisado por tu médico tratante, quien te comunicará los pasos a seguir.

La gran mayoría de las mamografías son normales. Sin embargo, hay un 10% de las pacientes que requieren más exámenes. Esto no quiere decir que tengas cáncer, sólo que hay dudas que quedaron sin resolver en la mamografía inicial.

Tengo mamas densas ¿qué significa eso?

Cuando un informe de mamografía habla de mamas densas o fibrosas, se refiere a que la proporción de tejido mamario es mayor a la de tejido adiposo o graso. En general las mamas densas son heredadas de generación en generación, pero pueden existir factores externos que aumenten la densidad de las mamas, como el uso de terapia de reemplazo hormonal.

El tener mamas densas se asocia a un mayor riesgo respecto de la población general, independiente de los factores de riesgo familiares. Además, la mamografía en mamas densas es menos sensible, esto quiere decir que la mayor densidad puede ocultar cánceres. Es por esto que en pacientes con mamas densas se recomienda en el screening anual con la mamografía hacer una ecografía mamaria complementaria conjuntamente.

¿Me puedo tomar la mamografía si estoy dando lactancia?

No se recomienda realizar mamografías de screening durante la lactancia, ya que la leche al interior de los conductos aumenta la densidad de la mama, disminuyendo la sensibilidad de la técnica.

Una vez que suspendiste la lactancia debes esperar al menos tres meses para realizarte tus exámenes de screening.

Si te palpas una lesión o tienes una alteración en tus mamas debes acudir a tu médico para que te examine y decida los exámenes pertinentes para tu estudio. Se recomienda que inmediatamente previo al examen te extraigas leche o le des de mamar a tu bebé.

MASTOLOGIA.CL

Sociedad Chilena de Mastología