MASTOLOGIA.CL

Sociedad Chilena de Mastología

   
 
Artículo del Mes
Tiempo Libre
Punto Docente
ARTICULO DEL MES MAYO DE 2018 Print
 

Radiation therapy for the whole breast: Executive summary of an American Society for Radiation Oncology (ASTRO) evidence-based guideline

El cáncer de mama es uno de los cánceres más frecuentes en las mujeres. El tratamiento conservador con cirugía parcial seguido de radioterapia adyuvante a toda la mama es un tratamiento estándar, donde convencionalmente se ha utilizado fraccionamiento de 1,8 – 2 Gy  por fracción en 25 – 28 fracciones. Sin embargo, varios estudios randomizados han mostrado no inferioridad de un esquema de tratamiento hipofraccionado, con fracciones de 2,67 Gy en  15 o 16 sesiones de radioterapia. En el año 2011 se publicó una guía de consenso de ASTRO donde se hicieron recomendaciones sobre el fraccionamiento a utilizar para el tratamiento con radioterapia sobre la mama completa. En esta guía, se actualizan las recomendaciones sobre el fraccionamiento para el tratamiento con radioterapia adyuvante, así como también se dan recomendaciones sobre el uso de boost en pacientes con cáncer de mama infiltrante, cáncer de mama in situ (CDIS), y recomendaciones con respecto a las características dosimétricas y de planificación del tratamiento.

Dosis de tratamiento a mama:

  1. Se recomienda un esquema hipofraccionado de 40 Gy en 15 fracciones o 42,56 Gy en 16 fracciones en pacientes que tengan indicación de radioterapia a toda la mama con o sin inclusión de la axila baja, independiente del grado tumoral, estado de receptores hormonales, HER2, márgenes, lateralidad o presencia de carcinoma ductal in situ.
  2. A diferencia del consenso del 2011, se recomienda el hipofraccionamiento independiente de la edad de las pacientes, del uso de quimioterapia neoadyuvante, o del tamaño de la mama siempre que se cumplan los objetivos dosimétricos de homogeneidad de dosis.
  3. En pacientes con enfermedad del colágeno se puede utilizar tanto hipofraccionamiento como fraccionamiento convencional.

Boost a lecho tumoral en cáncer invasor:

  1. Se recomienda en pacientes ≤50 años con cáncer de mama invasor de cualquier grado tumoral, pacientes entre 51 a 70 años con cáncer invasor de alto grado, o pacientes con margen quirúrgico positivo. 
  2. El boost puede ser omitido en pacientes mayores de 70 años con cáncer invasor de grado bajo o intermedio con receptores positivos con márgenes negativos amplios (≥2 mm).

Boost a lecho tumoral en CDIS:

  1. Se recomienda en pacientes con cualquiera de los siguientes criterios:  ≤50 años, alto grado, o márgenes cercanos (<2mm) o positivos.
  2. El boost puede ser omitido en pacientes con CDIS: >50 años, CDIS detectado por tamizaje, ≤ 25 mm de tamaño, grado nuclear bajo a intermedio, y márgenes ampliamente negativos (≥3mm).

* En aquellas pacientes donde no se cumplan los criterios previamente descritos,  dar boost al lecho tumoral debe ser evaluado en cada caso y la decisión debe ser tomada por el equipo tratante en conjunto con la paciente de acuerdo a los beneficios y toxicidad que se esperan del tratamiento.
 
Dosis de boost:

  1. La dosis recomendada para el boost en ausencia de factores de riesgo importantes es 10 Gy en 4 ó 5 fracciones, independiente de la dosis prescrita a la mama completa, etapa o histología.
  2. En presencia de factores de riesgo como margen positivo o combinación de factores (edad, márgenes cercanos) se puede usar una dosis más alta de 14- 16 Gy en 7 – 8 fracciones ó 12,5 Gy en 5 fracciones.
  3. El boost debe ser secuencial a no ser que sea dentro del contexto de un estudio clínico.

 
Planificación del tratamiento:

  1. Se debe minimizar el volumen de mama que recibe >105% de la dosis prescrita.
  2. Al menos el 95% del volumen de la mama debe recibir el 95% de la dosis prescrita a mama completa.
  3. El 95% de la dosis prescrita de boost debe cubrir el volumen de boost.
  4. La planificación del tratamiento debe además tener por objetivo minimizar la dosis a los órganos de riesgo, utilizando distintas herramientas de planificación existentes para lograrlo.

El hipofraccionamiento ha demostrado ser efectivo para el tratamiento de cáncer de mama, además de tener buenos resultados en términos de toxicidad y cosmesis, y con la conveniencia de un menor tiempo total de tratamiento, por lo que su utilización en pacientes con indicaciones de radioterapia a la mama debe ser considerada y adoptada por los médicos tratantes.

Dra. Lorena Vargas
Radioterapia Oncológica
Clínica IRAM

 

 
Diseño y desarrollo Web: Gaete y Cía. Ltda. e-mail: gaeteycia@gmail.com