ARTICULO DEL MES DE JULIO DE 2019

 

ARTICULO DEL MES DE JULIO DE 2019

 

Resultados a corto plazo de mastectomía con reconstrucción inmediata con implante definitivo, con y sin malla (iBRA): estudio multicéntrico, prospectivo de cohorte.

Shelley Potter, Elizabeth J Conroy, Ramsey I Cutress, Paula R Williamson, Lisa Whisker, Steven Thrush, Joanna Skillman, Nicola L P Barnes, Senthurun Mylvaganam, Elisabeth Teasdale, Abhilash Jain, Matthew D Gardiner, Jane M Blazeby, Chris Holcombe, on behalf of the iBRA Steering Group* and the Breast Reconstruction Research Collaborative*


Hasta un 40% de las mujeres con cáncer de mama requerirán una mastectomía total, afectando su autoestima e imagen personal. De ahí la importancia de la reconstrucción mamaria. Dentro de la reconstrucción a nivel mundial la más usada es la con implantes. Tradicionalmente en dos tiempos con expansor y luego prótesis definitiva. En el último tiempo ha ganado terreno la reconstrucción en un tiempo con implante definitivo, gracias a la aparición de distintas mallas. El uso de éstas podría mejorar los resultados de la reconstrucción con implante inmediato. Sin embargo, no existe evidencia de alta calidad que muestre su seguridad y resultados favorables, ni que avale una técnica en favor de otra. Actualmente esto queda a criterio del cirujano y paciente.

Es por esto que nace iBRA, un proyecto de 4 fases, con el objetivo de generar la evidencia para la práctica reconstructiva con implante en Reino Unido. En este estudio se reporta la fase 2 de iBRA, cuyo objetivo primario fue determinar los resultados a corto plazo en las distintas técnicas reconstructivas utilizadas en 81 centros de Inglaterra entre 2014 y 2016, para así evaluar diseño futuro de estudios prospectivos randomizados y caracterizar la práctica reconstructiva actual.

El presente es un estudio prospectivo, multicéntrico de cohorte, donde se incluyeron mujeres con mastectomía (profiláctica y por cáncer) y reconstrucción inmediata con implante. Las técnicas utilizadas fueron según preferencia del cirujano. Se evaluaron los resultados al mes y a los 3 meses.

Resultados: Se incluyeron 2108 pacientes. 78% tenía planificado reconstrucción inmediata con implante definitivo en un tiempo, realizándose efectivamente en un 59%. La técnica reconstructiva más utilizada fue la reconstrucción con malla (65%), siendo biológica en un 54% y sintética en un 12%. El tipo de malla fue variable, siendo las más utilizadas Strattice y SurgiMend. Un 9% tuvo reconstrucción subpectoral con implante definitivo sin malla. 21% tuvo una reconstrucción con mastectomía reductora de piel y en un 2% fue pre pectoral con malla (técnica en aumento en los últimos años del estudio). Por último en un 3% fue una combinación de técnicas. Se observó resultados y complicaciones a los 3 meses, donde 9% tuvo pérdida del implante, 25% infección requiriendo tratamiento antibiótico y 18% tuvo reingreso a hospital por complicación relacionada. Todas estas tasas son mayores que las estipuladas en los estándares de calidad nacionales. De los factores de riesgo evaluados, el IMC y tabaco se relacionaron con mayor riesgo de complicaciones. También hubo una relación probable entre radioterapia previa y riesgo de infección, re ingreso y mayor tiempo operatorio.

Discusión: Según este estudio las tasas de complicaciones en reconstrucción en Reino Unido no han mejorado en los últimos 10 años. No se puede concluir cuál es la mejor técnica reconstructiva con implante en un tiempo a utilizar. Es crucial realizar un estudio multicéntrico randomizado controlado para responder a esta pregunta. Hay una gran diversidad en técnicas y productos utilizados en los distintos centros, sin evidencia que apoye el uso de uno versus el otro. De los factores de riesgos para complicaciones los más importantes son el tabaco y mayor IMC, siendo fundamental la consejería en estas pacientes.

Si bien el “n” de este estudio es importante, la gran diversidad de técnicas utilizadas y el corto seguimiento para evaluar complicaciones (3 meses) no permiten obtener conclusiones que puedan ser aplicadas en la práctica clínica para elegir una técnica frente a otra. Si deja establecidos parámetros para diseñar un estudio randomizado controlado en el futuro, sabiendo que el reclutamiento será un obstáculo en éste. Lo que si se confirma es que el tabaco y la obesidad son los principales factores de riesgo a la hora de complicaciones en la reconstrucción, siendo fundamental la consejería en estas pacientes.

Dra. María José Del Río.

Dr. Jorge Gamboa.

Patología Mamaria.

Hospital San Borja Arriarán

Lancet Oncol 2019; 20: 254–66

http://dx.doi.org/10.1016/